es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com
es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com

Dieta después de una liposucción o abdominoplastia

Las técnicas de cirugía estética como la operación de liposucción y abdominoplastia son muy eficaces para eliminar de manera efectiva, la grasa localizada en diversas partes de nuestro cuerpo.

Sin embargo, una de las ideas equivocadas más comunes sobre la liposucción es que se puede volver a los mismos viejos hábitos que llevaron a la decisión de hacerse una liposucción de rodillas, muslos, caderas….

Nada más lejos de la realidad, mantener los resultados de la liposucción,  requiere adoptar ciertas modificaciones en el estilo de vida; una alimentación sana y equilibrada y un estilo de vida donde el ejercicio se incorpora de manera regular.

  • Para no volver a recuperar esta grasa y seguir disfrutando de una figura esbelta, la alimentación a seguir después de estas intervenciones es muy importante, y es recomendable seguir una dieta después de una liposucción o una abdominoplastia.
  • Unida al ejercicio físico, estas son dos de las claves para que los resultados de la operación sean lo más duraderos posible.

Antes de hacerse la cirugía estética, es muy recomendable que el cuerpo esté bien nutrido, hidratado e inmunizado, por lo que también es importante cuidar la dieta antes de una intervención. Esto nos ayudará a reducir el tamaño de los hematomas que siempre aparecen después de estas técnicas, y a que nuestros músculos, células y huesos estén mejor preparados.

Un aspecto importante después de un procedimiento de cirugía estética de abdomen es el potencial de aumento de peso. Después de la cirugía, no puedes hacer ningún ejercicio durante las primeras 6 semanas y por lo tanto tu actividad física disminuida, hará que quemes menos calorías de lo habitual, por lo que potencialmente estás en riesgo de comer en exceso.

La mejor manera de evitar esto, es hacer serios esfuerzos conscientes para controlar la dieta y comenzar a caminar tan pronto como sea posible.

Anímate a tomar mucha fibra y líquidos para minimizar cualquier problema intestinal y para consumir pequeñas comidas saludables con muchas proteínas, frutas y verduras.

Algunas ideas para una tu dieta después de una liposucción y/o abdominoplastia


Después de la intervención de liposucción, es muy recomendable cuidar el peso, para mantener un equilibrio entre el índice de masa muscular y la grasa. Por ello, es recomendable que se planifique una dieta después de una liposucción y se comienze en el postoperatorio.

Aqui te dejamos algunas recomendaciones para una alimentación sana después de una liposucción o una abdominoplastia:

    • Dieta alta en proteinas, aminoácidos esenciales y fibra: un cuerpo en curación necesita una dieta normal y equilibrada rica en proteínas y especialmente en aminoácidos esenciales.

NO se debe de hacer una dieta restrictiva después de la cirugía, ya que si se hiciera podría tener consecuencias  en la curación y en la calidad de las cicatrices.

En su lugar, es preferible realizar una dieta balanceada, rica en proteínas así como con un alto contenido de fibra y líquidos, la cual  evitará que tengamos dificultades de constipación o estreñimiento, que podrían obligarnos a realizar esfuerzos, con el cuerpo todavía dolorido por la cirugía.

dieta despues de abdominoplastia y liposucción: frutas, verduras,cereales, carnes magras y pescados
Un alto contenido de fibra y líquidos, evitará que tengamos dificultades para costiparnos y de estreñimiento, el cual puede provocar muchas molestias al evacuar, ya que necesitaremos hacer un sobreesfuerzo que tensionará las cicatrices
    • Ingesta de proteínas y aminoácidos esenciales: las proteínas y los aminoácidos esenciales y no esenciales, las encontramos en productos tales como los distintos tipos de carnes y pescados especialmente, mejoran los procesos de cicatrización.
    • Consume alimentos con hierro y vitamina K: los médicos han utilizado durante mucho tiempo la vitamina K, que promueve la coagulación de la sangre, para ayudar a sanar las incisiones en los pacientes después de la cirugía y para prevenir problemas de sangrado.

La vitamina K1 está presente en muchos alimentos, especialmente en las verduras de hoja verde como la col, las espinacas, brócoli, las cebolletas y las coles de bruselas, en las cuales también puedes encontrar cantidades apreciables de hierro, que favorece la creación de hematíes (glóbulos rojos).

La vitamina K también está presente en el hígado, la leche de vaca, la yema de huevo y algunos cereales.  Otros alimentos con algo de vitamina K son los pistachos, los aceites vegetales, las carnes magras, los tomates y los productos lácteos.

    • Alíate con la Vitamina C: muy recomendable porque es un nutriente clave para ayudar a la cicatrización rápida, ya que colabora en el desarrollo y mantenimiento del tejido de cicatrización, los vasos sanguíneos y los cartílagos. Además nos ayuda a eliminar las toxinas y combate las bacterias.

La naranja, el pomelo, la mandarina, la fresa o el kiwi son frutas ricas en vitamina C.

En cuanto a los vegetales, te lo aportarán el brócoli, la col o el pimentón.

frutas y verduras deben formar parte de la dieta tras la lipoescultura y la lipectomia abdominal
La naranja, el pomelo, la mandarina, la fresa o el kiwi son frutas ricas en vitamina C que ayudan a una cicatrización rápida, y además nos ayuda a eliminar las toxinas y combate las bacterias.
    • Alimentos ricos en vitamina A:  ayudan a la regeneración de la piel. Debido a que la vitamina A es esencial en el cuerpo para mantener la salud de la piel y para generar nuevas células cutáneas, es un nutriente importante que se necesita para la cicatrización de la cirugía.

De entre los múltiples alimentos que contienen esta vitamina, verduras tales como la zanahoria, brócoli o espinacas y carnes como la ternera el pollo o el pavo son los adecuados para tu recuperación.

    • Realiza varias comidas al día: después de la abdominoplastia, es frecuente que los pacientes se sacien antes comiendo por la naturaleza de la intervención.

Por eso es conveniente que al planificar tu dieta,  organices varias comidas al día, pero de forma ligera, con poca cantidad en cada una de ellas, de forma que no llegues a saciarte.

    • Toma alimentos con zinc: el zinc acelera tu curación, reduciendo el tiempo de cicatrización y ayuda a quemar grasas.

El zinc es un mineral que puede acelerar el tiempo de curación y estimular la función inmunológica después de la cirugía.

Alimentos en los que puedes encontrar cantidades significativas de zinc tenemos varios tipos de semillas como las de calabaza, calabacín, ajonjolí, sandía, además de ajos, garbanzos. También puedes encontrarlos en otros alimentos menos energéticos tales como ostras, cangrejos, mejillones, langosta y bogavante, gambas y camarones, las carnes rojas y el hígado.

Además de estas recomendaciones, siempre es saludable la ingesta de agua y otros líquidos no gaseosos, así como frutas frescas y frutos secos.

También pueden incorporarse a una dieta después de una liposucción los productos con grasas saludables como el aceite de oliva, las almendras, nueces y semillas girasol, que nos vendrán bien en el proceso de recuperación.

En cuanto a los lácteos, el queso que sea bajo en grasa y la leche mejor consumirla desnatada.

Alimentos que no debes consumir

Hasta ahora hemos visto los alimentos que deben estar incluidos. Ahora vamos a ver aquellos que por norma general no ayudan al control de peso para las personas normales, y que no son nada recomendables para las/os pacientes que se han sometido a las intervenciones para la mejora del contorno corporal.

evita alimentos como refrescos y bebidas alcoholicas
Los refrescos y las bebidas alcohólicas deben evitarse a toda costa, ya que tienen muchas calorías vacías
  • Las bebidas alcohólicas como cerveza, vino, licores… irritan estómago e intestinos y tienen una gran cantidad de calorías sin aportar nutrientes a nuestro organismo.
  • Las bebidas gaseosas como los refrescos tales como gaseosa, Coca-cola, Fanta…. poseen una gran cantidad de azúcar.

La obesidad en países como Estados Unidos o España, se encuentran estrechamente relacionadas con el consumo de refrescos.

Piensa que en tan solo una lata de Coca-Cola hay 37 gramos de azúcar y según la Organización Mundial de la Salud, una persona no debería ed tomar más de 25 gramos diarios. Teniendo en cuenta que el azúcar ya se encuentra presente como aditivo en una gran cantidad de alimentos…..

  • Productos procesados o refinados como bollería industrial, dulces y otros alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas saturadas, que aportan una gran cantidad de calorías pero son pobres en nutrientes, vitaminas y minerales.

Pide una cita para realizarte una cirugía estética de abdomen o abdominoplastia o una liposucción y estarás en las mejores manos. Somos también expertos en nutrición, por eso te ayudaremos a preparar tu dieta después de la liposucción o la abdominoplastia y te daremos los consejos de alimentación más adecuados según tu caso.

Pide una cita para realizarte una cirugía estética de abdomen o abdominoplastia o una liposucción y estarás en las mejores manos. Somos también expertos en nutrición, por eso te ayudaremos a preparar tu dieta después de la liposucción o la abdominoplastia y te daremos los consejos de alimentación más adecuados según tu caso.