es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com
es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com

Consejos para recuperarse de una abdominoplastia

La abdominoplastia o cirugía del abdomen es una técnica quirúrgica que se emplea para eliminar el exceso de grasa y piel del abdomen, además de corregir la flacidez muscular. Con esta intervención se consigue una reducción de la cintura y un abdomen más plano y más firme. No es una técnica de pérdida de peso, tampoco sirve para hacer desaparecer las estrías.

No es una intervención sencilla, ya que requiere cortar y abrir una parte importante del cuerpo del paciente para eliminar el exceso de grasa de esa zona. Es fundamental que el paciente sea consciente de la envergadura de la operación para que esté preparado para hacer frente a todo el proceso con calma. Estos son algunos consejos que deben seguirse para que la recuperación se desarrolle sin complicaciones:

No se debe fumar

Se recomienda dejar de fumar, por lo menos, 20 días antes y después de la cirugía de abdomen. La presencia de elementos como la nicotina, cianuro de hidrógeno y monóxido de carbono presentes en los cigarrillos son extremadamente perjudiciales para la piel ya que obstaculizan el flujo sanguíneo. Si hay escasez de flujo en la sangre pueden producirse complicaciones durante la cirugía.

Hidratarse y comer sano

Lipoescultura Valencia Dr. PuigEs esencial comer saludable para recuperarse pronto: salmón, espinacas, brócoli, pollo, manzanas, naranjas, fresas…

No hace falta decir que el cuerpo requiere una amplia cantidad de agua para mantenerse hidratado en todo momento eliminando de esa manera las toxinas y manteniendo las células de la piel limpias. Se aconseja beber un mínimo de 2,5 litros de agua diarios.

Tomar la medicación prescrita por el cirujano

Las molestias se controlan bien con la medicación prescrita por el cirujano plástico. Además, ayudan al proceso de curación y reducen la posibilidad de infección.

Respetar el calendario de visitas al cirujano

El cirujano es la persona más indicada para controlar la evolución de la recuperación. Pese a que el paciente sienta que su recuperación va por buen camino, debe respetar el calendario de visitas para las curas, cambios de vendajes, control de la evolución de las cicatrices…

Mantenerse activo

Aunque es necesario un periodo de completo descanso, se recomienda empezar a moverse tan pronto como el cirujano lo permita. Si el paciente se mantiene sedentario, todo el día sentado o acostado, se incrementa la posibilidad de formación de coágulos de sangre y se ralentiza el proceso de cicatrización.

Hacer ejercicio poco a poco

Tras una cirugía no se recomienda volver al gimnasio, al menos, hasta que han transcurrido tres meses desde la intervención; en cambio, andar sí que es muy saludable. Hay que caminar tanto como sea posible, en un principio a ritmo lento, aumento la intensidad en función de las sensaciones.

Caminar no produce gran tensión sobre el abdomen y permite eliminar los coágulos de sangre que se hayan formado. Aparte de los beneficios físicos, caminar también ayuda a mantener una actitud positiva y más esperanzador frente a la recuperación. Una hora de caminata diaria reduce el estrés y deja un buen nivel emocional.

Adoptar una buena posición para dormir

Se debe dormir en una posición inclinada, con los hombros y la cabeza levantados por encima del cuerpo con la ayuda de una almohada. Esto garantiza una menor tensión en la zona abdominal .

Abdominoplastia Dr. Julio Puig

Leave a Reply