es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com
es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com

¿Cómo mantener una alimentación saludable en Navidad?

Las fiestas y las reuniones sociales y familiares hacen de la Navidad una época del año en la que se come y se bebe más de lo recomendable, y en la que es más difícil seguir un plan de alimentación saludable. Según diferentes estudios una persona suele ganar en Navidad entre 2 y 4 kg. Parte de este peso extra estará formado por agua y glucógeno (carbohidratos almacenados); el resto es grasa.

Algunos consejos para sobrevivir a la navidad

Realizar ejercicio

El secreto para mantener un peso estable mientras se disfrutan de las distintas reuniones navideñas es incorporar más actividad a la rutina diaria. No estamos hablando de estar todo el día entrenando en el gimnasio, pero es recomendable realizar actividad moderada para poder permitirse los placeres de comer y beber sin ganar peso. Lo fundamental es no quedarse en el sofá, y salir a andar o realizar una hora de bicicleta estática al día.

Evitar los atracones

navidad comidaEs fundamental no saltarse el desayuno o el almuerzo, ya que de lo contrario se aumenta la sensación de hambre, lo que incita a comer en exceso. Al dejar el estómago vacío el cuerpo almacena cualquier alimento que se ingiere a continuación como reserva.

El desayuno debe ser ligero pero abundante, basado en fruta fresca, cereales y leche baja en grasa. Lo fundamental es saber escuchar las señales naturales del apetito. Como hemos remarcado anteriormente, no sirve de nada tratar de compensar la ingesta excesiva de alimentos dejando de comer ya que se alterarán las señales de apetito normales lo que puede llevar a un círculo vicioso de dietas intensas y comida en exceso. Hay que ser inteligente y no juntar una comida y una cena copiosas. Si está previsto hacer una cena fuerte es mejor comer ligero para compensar.

Alimentación equilibrada

También es muy importante seguir una alimentación equilibrada y variada, incluyendo todo tipo de alimentos. Se debe priorizar la calidad frente a la cantidad en todo menú navideño, no hay que llenar la mesa por llenarla. Se debe priorizar el pescado a la carne, y los alimentos asados en su propio jugo, cocidos o a la plancha, utilizando aceite de oliva. Tampoco deben olvidarse las verduras, las ensaladas, los purés, las cremas y las legumbres; así como el arroz, la pasta y el pan. Para el postre se recomienda apostar por la fruta frente a los tentadores dulces. Ahora bien, se pueden tomar dulces navideños con equilibrio y moderación.

Al día siguiente de cualquier exceso navideño hay que hidratar el organismo ya que el cuerpo necesita agua para depurarse.

Dr. Julio Puig, especialista en cirugía estética

Leave a Reply