es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com
es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com

¿Cómo cuidar la piel en verano?

Las erupciones cutáneas o las quemaduras solares pueden arruinar los planes veraniegos. Por eso es fundamental aprender a prevenir estos problemas de piel tan típicos en la época estival.

Acné descontrolado

Cuando el sudor se mezcla con las bacterias y los aceites de la piel se pueden obstruir los poros provocando brotes de acné (siempre y cuando se sea propenso a este problema). Es fundamental limpiar el sudor, por lo menos, dos veces al día. Se debe aplicar, con las yemas de los dedos, un limpiador suave y no abrasivo sobre la piel (que no contenga alcohol). La piel seca y roja hace que el acné se reproduzca con más facilidad.

Piel seca e irritada

cuidado pielLa exposición al sol, el cloro de la piscina y el aire acondicionado pueden resecar la piel. Por ello es fundamental ducharse inmediatamente después de salir de la piscina, con agua fresca y un gel suave, además de aplicarse protector solar antes de salir al aire libre, apostando por alguno que ofrezca protección de amplio espectro y resistencia al agua.

Los jabones corporales etiquetados como “antibacterianos” o “desodorantes” pueden secar la dermis. Es importante llevar crema hidratante siempre encima, así puede aplicarse en cuanto la piel se sienta seca.

Foliculitis

Cada pelo del cuerpo crece a partir de una abertura llamada folículo. Cuando los folículos se infectan, se desarrolla foliculitis. Los folículos pilosos infectados parecen espinillas. Para reducir su riesgo de contraer folliculitis este verano es fundamental ducharse y cambiarse la ropa sudada tras realizar cualquier ejercicio o una vez que se rompe a sudar. Además, se deben evitar las piscinas si no se está seguro de si los niveles de ácido y cloro están controlados correctamente.

Sarpullido por calor

Las glándulas sudoríparas bloqueadas pueden provocar sarpullidos. El sudor que no puede salir se acumula bajo la piel causando erupciones y pequeñas protuberancias que provocan picores. Para evitar la sudoración excesiva se puede usar ropa ligera hecha de algodón, realizar ejercicio al aire libre durante las horas más frescas del día o en el interior del gimnasio, donde se puede disfrutar del aire acondicionado. Es fundamental mantener la piel fresca.

Quemaduras solares

Las quemaduras del sol pueden estropear los planes veraniegos y aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel. No hay que abusar del sol. Se deben evitar las exposiciones solares en las horas en las que los rayos ultravioletas son más agresivos; además, hay que utilizar un protector solar que ofrezca protección de amplio espectro y resistencia al agua, usar sombreros, gafas de sol…

Leave a Reply