es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com
es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com

Desafortunadamente, el ejercicio y la dieta no siempre son suficientes para lograr un abdomen bien tonificado, especialmente si se han tenido hijos, cirugías previas o fluctuaciones significativas de peso. Estas situaciones pueden dar lugar a un abdomen protuberante, flácido y colgante, que puede ser muy frustrante.

El propósito principal de la cirugía plástica de abdomen, conocida técnicamente como abdominoplastia, es eliminar ese exceso de grasa y piel de la zona abdominal, además de tensar los músculos abdominales con el objetivo de crear una pared abdominal más firme y mejorar el contorno corporal y la silueta. Mejorando la postura del abdomen también se pueden aliviar dolores de espalda.

[youtube height=”HEIGHT” width=”WIDTH”]http://www.youtube.com/watch?v=ulU_qqWDdz4[/youtube]

Cosas que la abdominoplastia no corrige

Muchas personas deciden someterse a una abdominoplastia para perder cantidades sustanciales de peso; sin embargo, la abdominoplastia no afecta a la grasa abdominal (visceral), es decir, a la grasa que rodea los órganos internos de la cavidad abdominal, ni tampoco afecta al volumen del abdomen que se encuentra en el saco peritoneal (membrana serosa que cubre la mayor parte de los órganos del abdomen). Éstos solo pueden reducirse con dieta y ejercicio. Es importante entender que la abdominoplastia no representa ni reemplaza a los métodos de pérdida de peso, ni es una intervención indicada para adelgazar, como hemos explicado anteriormente, es un proceso estético enfocado a eliminar depósitos de grasa localizados y piel sobrante del abdomen del paciente, además de reparar los músculos abdominales debilitados.

La gran mayoría de los pacientes comienzan a perder peso tras la abdominoplastia. El nuevo aspecto físico, tras la eliminación de la grasa y de la piel colgante del abdomen, sirve de motivación para hacer ejercicio y seguir una dieta equilibrada, además, la rigidez de los músculos del abdomen reduce la capacidad intrabdominal, consiguiendo que el paciente se sienta saciado con menor cantidad de alimentos en el estómago.

La abdominoplastia tampoco corrige las estrías, aunque los cirujanos pueden quitarlas o mejorarlas si están ubicadas en áreas de exceso de piel que son eliminadas durante el procedimiento. En la mayoría de los casos, las áreas tratadas están debajo del ombligo.

Se recomienda a aquellas personas que estén planteándose pérdidas sustanciales de peso o a aquellas mujeres que tengan en mente quedarse embarazadas pospongan la intervención.

Abdominoplastia en Valencia y Gandia Dr. Julio Puig

Leave a Reply