es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com
es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com

¿En qué consiste la retención de líquidos?

Se puede afirmar que el agua es el elemento más importante del organismo. Alcanza el 70% del peso corporal en un adulto, y el 50% en el anciano. El agua se distribuye en tres compartimentos:

– Intracelular: se encuentra dentro de las células

– Intravascular: el agua de los vasos sanguíneos.

– Intersticial: la que se encuentra entre ambos, alrededor de las células.

retención de líquidosCuando nos referimos a la retención de líquidos nos estamos refiriendo al aumento de la cantidad de agua en este último compartimento (intersticial). Esta retención excesiva se traduce en la aparición de edemas. Se trata de un problema de salud y un problema estético muy frecuente, que se manifiesta con el paso de los años. Los edemas son más visibles en las extremidades inferiores, y se manifiestan con síntomas como piernas cansadas, tobillos y abdomen hinchados, calambres o celulitis en zonas específicas.

Son muchas las causas que provocan retención de líquidos o la aparición de edemas.  Entre las más importantes cabe destacar las siguientes:

  • Trastornos cardiocirculatorios como la insuficiencia cardiaca o la insuficiencia vascular venosa (varices).
  • Enfermedades renales.
  • Enfermedades de hígado como la cirrosis.
  • Procesos inflamatorios como los secundarios a traumatismos.
  • Procesos alérgicos.
  • La obesidad favoreciendo la aparición de varices.
  • El sexo femenino por la producción de estrógenos.
  • La desnutrición.
  • Determinados medicamentos como  anticonceptivos, corticoides, antiinflamatorios.

 

También existen hábitos y factores ambientales que favorecen la aparición de edemas, como son:

  • El sedentarismo: falta de actividad física o el permanecer muchas horas sentado.
  • El estrés que desequilibra el sistema hormonal.
  • Factores climáticos: fluctuaciones de la presión atmosférica o altas temperaturas.

En ocasiones la aparición de edemas o retención de líquidos es consecuencia de una enfermedad que  va a requerir del control de nuestro médico para llegar a un diagnóstico y un  tratamiento adecuado.

¿Cómo prevenir la retención de líquidos?

Para prevenir el problema es aconsejable seguir unos hábitos saludables, tales como:

  • La práctica de ejercicio físico continuado. El caminar, por ejemplo, supone utilizar la musculatura de las piernas lo que favorece el retorno venoso, disminuye la aparición de las varices y con ello evita la hinchazón de las piernas y tobillos.
  • El reducir la sal de las comidas a un máximo de 2-3 g día favorece el manejo de los líquidos por parte del organismo, sobre todo en aquellas personas que padecen de hipertensión, enfermedades cardiacas o renales. Entre los alimentos pobres en sodio se incluyen manzanas, peras, cerezas, arroz, avena, patatas, soja, etc.
  • Incluir en nuestra dieta alientos con propiedades diuréticas como alcachofas, calabacín, espárragos (mejor los frescos, porque los de lata tienen más sal), puerro, apio, piña, cerezas, etc.

Dr. Julio Puig, cirujano plástico

Leave a Reply