es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com
es
96 394 21 68 - 96 287 24 27 info@drpuig.com

Consejos nutricionales: fibra y grasas

La fibra, el mejor aliado para un vientre plano

Fibra y grasasLa fibra es fundamental ya que su ausencia puede provocar estreñimiento, lo que favorece el acúmulo de grasa y el hinchazón del abdomen. Si incorporamos a nuestra dieta algo más de fibra podemos ayudar a reducir la grasa de la cintura, posibilitando la obtención de un vientre más plano. El aporte de fibra debe incluirse en el seno de una alimentación sana y equilibrada, y debe combinarse con ejercicio. Con esto, no solo se mejora la figura desde un punto de vista estético, sino que con la eliminación del acúmulo de grasa abdominal se disminuye el riesgo a padecer hipertensión arterial o diabetes.

Un aporte de unos 25 gramos diarios de fibra en forma de frutas, verduras, legumbres y productos integrales es lo aconsejado. Los fritos, las grasas saturadas y el abuso de hidratos de carbono provocan acúmulo de líquidos, estreñimiento, digestiones lentas… que son la causa de un vientre hinchado y voluminoso.

No todas las grasas son malas

Las grasas constituyen un elemento esencial para nuestro organismo. Por tanto, su ausencia prolongada en la dieta obliga al cuerpo a producir la energía que necesita utilizando en primer lugar la grasa que contienen los músculos, y en casos más graves, la que reviste los órganos vitales.

Otra duda muy frecuente en los pacientes es el tema del colesterol. Por lo general, las personas asocian el colesterol con algo dañino para el organismo, sin embargo, es un lípido necesario para la vida ya que gracias a él se sintetiza la bilis, sustancia que genera el hígado, que tiene un papel fundamental para la digestión. Además el colesterol tiene un papel fundamental en el revestimiento de todas las membranas de las células, especialmente las cerebrales.

Como siempre, lo que es perjudicial es la cantidad de colesterol que un organismo tenga, ya que el exceso de colesterol se deposita en las paredes de las arterias, dificultando el transporte de alimento y oxígeno a los diferentes tejidos y órganos. La recomendación más sencilla es controlar el consumo de grasas y que éstas no superen el 30-35% de las calorías totales de la dieta, utilizar siempre que se pueda aceite de oliva virgen, tanto en cocina como en crudo, e incluir el consumo de grasas Omega 3.

Mi consejo es que cualquier tipo de dieta sea supervisado por un dietista especializado. Esa es la única manera de conseguir un equilibrio dietético que garantice el éxito.

Leave a Reply