96 394 21 68 - 96 287 24 37      info@drpuig.com

Clinica cirugia estetica valencia cirujano plastico Dr. Puig:
Fecha:enero 18, 2017

Embarazo, Lactancia y Aumento de Pecho

mastopexia valencia Dr. Puig. cirugia de elevacion de senosCuando se trata de la lactancia materna, todos, desde la segunda prima de tu madre, pasando por tu peluquera te darán consejos y opiniones. Parte de la “sabiduría” impartida puede ser útil, pero hay muchas posibilidades de que no lo sea. “Hay tantos mitos en torno a la lactancia materna que puede ser difícil para las mujeres, saber lo que es verdad y lo que no lo es”. Para ayudarte a aclarar algunas de estas ideas que tienen relación con las intervenciones de cirugía estética y en particular con el aumento de pecho, vamos a tratar de responder algunas preguntas comunes al respecto.

1.-No podré amamantar si he tenido una cirugía de aumento mamario o de reducción de pecho.

No necesariamente.

Los implantes suelen ser insertados debajo del tejido mamario o músculo del pecho, lo que no debe interferir con la lactancia. Por otra parte, si fue una cirugía en la que se extrajo el pezón para insertar el implante y volver a colocarlo, la lactancia puede verse obstaculizada, ya que este procedimiento interrumpe tantos nervios, que el deterioro de la leche se ve afectado.

Si vas a ser capaz de amamantar después de una cirugía de reducción de mama también va a depender de cómo se realize el procedimiento. “Si el pezón se deja unido parcialmente durante el procedimiento y luego se vuelve a colocar una vez que el tejido mamario no deseado se ha eliminado, es más que probable que puedas amamantar a tu bebé.”

2. Los implantes de silicona son peligrosos para un niño.

Falso.

Algunas madres tienen miedo de los implantes, porque creen que pueden estallar y que la silicona entrará en el torrente sanguíneo y afectará al niño. El riesgo de rotura es muy bajo, pero puede ser mayor cuando los implantes son realmente grandes. Hasta el momento no hay evidencia médica que pueda confirmar el efecto negativo de los propios implantes en un feto.

3. Los Implantes mamarios nunca se rompen.

Falso.

A pesar de que las paredes de la prótesis son muy duraderas y se encuentran reforzadas para evitar las roturas, hay varios casos documentados de implantes que se rompieron. Este hecho, es fácil de reconocer porque el pecho cambia su forma y una mujer puede sentir los bultos y deformaciones que se producen cuando una prótesis se rompe en su interior. Cuando ocurre es necesario visitar a un médico y reemplazar el implante viejo con uno nuevo. Esta situación es excepcional, pero debido a ello, algunas mujeres deciden esperar a que se realicen los implantes hasta después de dar a luz.

4. La apariencia de mis senos no cambiará después del embarazo.

Falso

Como dijimos, los implantes no afectan al ciclo natural de desarrollo de los senos durante el embarazo. Es normal que al esperar a un niño, las glándulas mamarias crezcan, lo que resulta en el estiramiento de la piel. Después del período de alimentación del bebé, cuando la leche natural ya no es necesaria, las glándulas vuelven a su tamaño anterior, pero puede permanecer un exceso de piel dando como resultado unos pechos colgantes, siendo  su aspecto no tan atractivo como antes.

5. Vale la pena dar a luz primero

Verdad.

Las mujeres que tuvieron la cirugíad e aumento de pecho o reducción mamaria antes de quedar embarazadas deben ser conscientes, del hecho de que las correcciones antes mencionadas pueden ocurrir después de dar a luz. Durante el embarazo sus pechos pueden crecer hasta 3 tallas, incluso para las mujeres sin implantes. Esta es la razón por la que puede valer la pena visitar a un médico después de terminar de alimentar a un niño para realizarse una cirugía estética de senos.

Puedes saber más sobre embarazo, lactancia y las cirugías de senos en Miarevista

Embarazo, Lactancia y Aumento de Pecho
Valora el contenido